14 enero 2012

MANUALIDADES




Si no lo puedes comprar... lo puedes hacer...



Las únicas dos cajas para guardar lapiceras que encontré en toooda la ciudad de Buenos Aires, estaban totalmente fuera de mi presupuesto. Así que la hice y la comparto. Desde que era una tímida caja sin definición, hasta convertirse en una hermosa y práctica caja para lapiceras.



Lo que lleva:

Dos manos de pintura siena tostada.

Pátinas (técnica de pincel seco): 1) verde óxido; 2) rojo óxido; 3) bronce.

Decoupage: recortes obtenidos de un catálogo europeo de lapiceras.

Interiores forrados en pana (o similar) negra.

Y el gran secreto: el piso superior tiene una base de maderitas redondas pegadas a tres cm. una de otra, para que al forrarla se armaran los huequitos para colocar las lapiceras. El piso inferior es liso, para guardar lapiceras en desuso, cartuchos, etc.













3 comentarios:

Ivana Carina dijo...

Haaarmosa la cajita! Sos toda una "sutilismas tardes", ajajajaja! :P

Creo que no te saludé para estas fiestas así que como dicen que nunca es tarde si la dicha es buena (?) te deseo un Feliz 2012 llenito de cosas maravillosas para vos, en tu plano personal/profesional y para toda tu familia!!

Y seguiré leyéndote por el Reader y pasándome de vez en cuando para saludarte! ;)

Besotes desde la Patagonia! =)

Jorge L Blancarte M dijo...

Gracias por compartir tu caja, me viene bien ver este tipo de proyectos, pues necesito una para mis plumas; un saludo desde México

Sister In Chief dijo...

Hola, te gustaria seguirnos en nuestro recien estrenado blog?
Espero que con tu ayuda lleguemos a ser algo grande.

Nuestra meta principal es dar un poco de todo...Acompañanos y opina!

http://secrets4sisters.blogspot.com/