26 diciembre 2010

SE PUEDE TRADUCIR AL ESPAÑOL


Último-último libro del 2010. Como lo hice en "Hay que ser animal", sigo hablando en animalés. Es que cuando uno aprende un nuevo idioma, sólo desea practicarlo. Acá al lado mío Trinity (¡que cumple un año el 28 de diciembre y me ha transformado en una feliz madre canina!) dice que ladro bien, que comienza a entender. Pero que por qué el libro en gatonés, dice ella... Ninguno de mis hijos nunca está conforme, che.

No hay comentarios.: