14 octubre 2010

TODO LO QUE PODRÍA HABER PASADO EN LA MINA CHILENA Y, UFA, NO PASÓ

En una nota en un diario argentino, Carlos Páez Vilaró, uno de los sobrevivientes del avión caído en los Andes hace 38 años, les ningunea a los chilenos su percance en la mina. El tipo recuerda que esta vez no sólo no murió nadie y los mineros tuvieron permanente contacto con el exterior desde el día 18, sino que "no deja de ser un accidente laboral". Y está bien. Tiene razón. No hay comparación entre las tragedias. Los mineros no tuvieron que decidir comerse al capataz, por ejemplo. Y al final, cuando salieron de la mina tan afeitaditos, tan arreglados, tan locuaces algunos, tan bien parados, tan enteros, como que faltó algo, ¿no? Lo picantito, digo yo. La parte de tragedia, de espanto, de morbo. ¿Para qué nos tragamos más de dos meses esta historia si al final no pasó nada? ¿Quién me devuelve la ansiedad frente a la TV, la espera de malas noticias? ¿Quién se hace cargo de que todo haya salido tan bien, tan limpio?

A mí se me ocurren algunas cosas como para salpimentar la historia. Como para hacerla más interesante. Cosas que podrían haber pasado y, ufa, no pasaron. Bajen y vean:

1) Rescatan a los 33 mineros y cuando sale el último un nuevo derrumbe sepulta a los 6 rescatistas.
2) Cada minero aparece en la superficie con 20 años menos.
3) Colocan a cada minero en la Fénix, en el interior de la mina, pero al aparecer en la superficie la cápsula está vacía.
4) Los 33 mineros, a las 3:33 de la tarde del día 33 reciben un mensaje de Jesús, y la imagen de éste queda grabada en todos los cascos. La mina no sólo no cierra sino que se convierte en lugar de peregrinación santa y se pagan miles de dólares por bajar en la cápsula.
5) A pocas horas de salir, ya en el hospital de campaña, los mineros comienzan a mostrar comportamientos extraños. Beben sangre, les crecen los colmillos, los espanta la luz del sol.
6) Suben desde el interior de la mina los 33 mineros, los 6 rescatistas y un virus mortal que termina con la humanidad.
7) Los mineros salen pero a otra dimensión.
8) Al día siguiente del rescate, la mina aparece abierta y en Chile no hay más nadie. Ni un alma.
9) Cuando los rescatistas bajan a la mina descubren que los 33 tipos están muertos pero enteros, sentados, como si estuvieran hablando, y nadie se había dado cuenta.
10) En la cámara que filma todo lo que sucede abajo están los mineros, charlan entre ellos, se felicitan por el rescate, se ve cómo baja la cápsula, pero los rescatistas no encuentran a nadie.
11) Se descubre que todo fue un montaje televisivo, como algunos dicen que fue el alunizaje.
12) Minga que los mineros se organizan para salir y todos quieren ser el último. En cuanto llega la cápsula se inicia una pelea infernal por treparse a ella y al final se matan entre todos.

Se me ocurren muchas cosas más que podrían haber sucedido, pero yo creo que con eso basta. Si tienen alguna idea que haga más intersante el asunto, no duden en mandármela. A ver si entre todos hacemos, de verdad, un rescate inolvidable.

El último en salir de la mina, que apague la luz.

10 comentarios:

Diego dijo...

Cuando cuentan, hay 34.

Verónica Sukaczer dijo...

¡Carajo! Ésa está muy buena. ¿Cómo no se me ocurrió a mí?

Fabricchio dijo...

cuando bajan a la mina estaba paez vilaró tomando un pisco con los mineros haciendoles un coaching de sus futuras vidas mediatizadas.

Gustavo dijo...

Colocan a cada minero en la Fénix, en el interior de la mina, pero al aparecer en la superficie la cápsula ¡aparecen 33 Pinochet!
Esta sí que es jodida.

Tomy Morales dijo...

Uno de los mineros, en una de sus primeras idas al "retirado excusado", regresa al punto común y se desmaya. Con el pasar de los días comienza a tener algunos comportamientos extraños tales como baboseo en grandes cantidades, ataques de pánico, repentinas picazones hasta el dolor en la piel... Sus compañeros deciden que lo mejor es no compartir esto con el exterior para no alarmar. Mientras tanto, se reunen cuando el "enfermo" se duerme, a diario. Deciden apartarlo en uno de los pasillos, encerrándolo (hacen una puerta con elementos que encuentran ahí). Con el correr de los días, los síntomas se agudizan, le empieza a crecer pelo en cantidades enormes y su columna se encorva.
Se disputa la moral a la hora de darle comida o no; de si acercarsele o no; incluso si dejarlo vivo o no.
Cada día el ahora mountruo, parecido a un Hombre Lobo, incrementa su furia, hambre y fuerza.
Los 32 restantes tienen que lidiar con eso y con el exterior. Nadie se puede enterar.
El día antes de salir, el "Hombre Lobo" logra escapar. No muerde a nadie pero segrega una sustancia verde y la riega por toda la mina. Mientras esto sucede, logran matarlo, pero de a poco van cayendo desmayados... empiezan a despertar con el ruido del radio dando la órden de comenzar la misión de salvataje...
Todos y cada uno son salvados.

Yo siempre soy yo dijo...

Cuando suben todos, NINGUNO habia mandado el papelito que decia "ESTAMOS BIEN LOS 33"

A.S dijo...

Al otro día del salvataje, una niña curiosa cae por el agujero y después Tim Burton hace una película de 30 millones de dólares para diversión de él y de su esposa.
Ah, la niña se salva, digamos.

A.S dijo...

Respecto a lo aburrido que resultó todo, la buena técnica y la buena ingeniería siempre son así, rutinarias y aburridas.
Pro suerte están los políticos para decir boludeces y hacernos vivir emociones como la risa y la vergüenza ajena.

Walterio dijo...

Un terremoto hace colapsar el hospital en el que están internados los 33 mineros atrapándolos entre los escombros.
Hollywood decide hacer una secuela de la película áun no filmada sobre el rescate.

Saurio dijo...

- Aparecen Frodo y el resto de la Comunidad del Anillo, perseguidos por una horda de orcos de Minas Tirith.

- Salen 40 personas, los 33 mineros y los siete enanitos de Blancanieves cantando Hi Ho Hi Ho, No vamo a trabajá.

- Los rescatistas encuentran en un recoveco el barco con el tesoro de Willy el Tuerto. Los atacan los hermanos Fratelli pero finalmente Sloth (el Fratelli deforme) los ayuda y los salva.