18 julio 2010

HOY TWITTEO

Desde siempre me he propuesto estar al tanto de las novedades tecnológicas, y de probarlas si se da el caso. Lo hice con los BB´S hace tanto tiempo, y luego con Blogger, con Facebook. El resultado siempre fue fantástico. Ahora ha llegado el turno de Twitter.
No, no tengo cuenta todavía. Me pareció acertado hacer un ensayo primero, ver cómo me iría, darme cuenta de qué puedo decir y aportar. Me dedico a escribir y cada día me siento más escritora. Creo, entonces, que contar cómo trabajo hora tras hora puede ser algo nuevo o útil o interesante en Twitter. Sería una cosa así:

7 hs. Se prendió la tele, que es lo que uso de despertador. ¿Qué pasa si no envío a los chicos a la escuela y sigo durmiendo?
8 hs. Por fin se fueron. Van a llegar 20 minutos tarde, por lo menos. Los voy a mandar a una escuela militar. Me preparo para empezar a trabajar.
9 hs. Hice las camas, ordené los juguetes y la ropa. Puse los calzoncillos a lavar. Lavé los platos de ayer. No hay papas. La perra se comió la tapa del libro que estaba leyendo. La voy a matar.
10 hs. Me senté cinco minutos frente a la PC y, como no vino la inspiración, me fui a dormir. Con sueño no se puede trabajar.
11 hs. ¿Qué preparo para almorzar? Escribí dos líneas de mi nueva novela y después las borré.
12 hs. Milanesas con puré chef. Jugué cinco veces al solitario spider y gané una. Voy a buscar a los chicos a la escuela.
13 hs. Terminamos almuerzo. Si lavo más platos me suicido. Siesta.
14 hs. Leo un poco para entrar en calor. Revista "Elle". Me pregunto por qué la ropa que me compro nunca me queda como a esas minas. ¿Me hago un peeling? Tengo la cara muy manchada. ¿Estas chicas no comen habanitos de chocolate? ¿Hay habanitos en casa?
15 hs. Me aburrí de la novela en la que estoy trabajando, y sólo voy por la página 37. Por eso escribo cuentos yo, porque me aburro rápido. No sé qué hacer. Probé té de manzana y me gustó.
16 hs. Les cambié los nombres a todos los personajes, y después volví a ponerles los originales porque no sabía quién era quién. Me pregunto... si mi protagonista tiene 21 años, ¿en qué año tiene que haber nacido? ¿Dónde mierda está la calculadora?
17 hs. Siete solitarios y gané dos. Media hora de Facebook. Respondí mails. Cada día entiendo mejor lo difícil que es la fama. Me llegan mensajes de lectores que dicen que soy una genia y mis hijos me dicen que me odian. La contradicción me mata. Tengo hambre.
18 hs. Un pibe me mandó un cuento para que opinara. Me tienen podrida los que me mandan cosas. Pero el cuento estaba bastante bueno. ¿Lo habrá registrado? Podría ponerle mi nombre, no sé... Tengo antojo de sandwich de salame.
19 hs. No encuentro el archivo con la novela. Me parece que lo borré cuando estaba borrando fotos en las que salí vieja. ¿¿¿Tengo que empezar todo de nuevo???
20 hs. Encontré el archivo. ¿Cómo se hace para separar lo que uno escribe en capítulos? ¿Tienen que tener todos el mismo número de páginas? En el cuento eso no pasa.
21 hs. Llega mi esposo. Me pide que haga la comida, como si yo fuera su sirvienta. ¡Estuve trabajando todo el día, carajo! Que cocine él. Algo congelado.
22 hs. Me acuesto. Yo le digo a todo el mundo que leo al acostarme pero es mentira, prendo la tele. Por supuesto no miro ningún reality en castellano. Miro sólo los subtitulados.
23 hs. Zzz...

¿Y? ¿Qué les parece? Seguro que a quienes están empezando en esto de la literatura les sirve de inspiración, de reflejo, ¿no? Es dura la vida del escritor. Solitaria a veces. Pero maravillosa. Uno siente que está recreando el mundo cada vez. Qué digo, el universo. Claro que a veces hay que obligarse a escribir, porque como no hay jefe, ni horarios, ni se marca tarjeta... pero la pasión es más grande. Escribimos porque no podemos hacer otra cosa. Espero que hayan quedado habanitos. Están carísimos los habanitos, y más las galletitas de maicena. Amo escribir. Cuando escribo, todas las pequeñas preocupaciones desaparecen. Si se terminó la coca me va a dar un ataque.

8 comentarios:

Charlotte Strelitz dijo...

jajaja, recién descubrí tu blog y amé este post, me causó mucha risa... te sigo!
besos

Verónica Sukaczer dijo...

¡¡¡Muchas gracias y bienvenida, Charlotte!!!

Ivana Carina dijo...

Aja jajajajaaa! Nah! Moriiii!!! :P

Por favor Mujer, me hacés arrugar de tanto reírme!! =)

Te cuento que como ensayo estuvo muy bueno, excepto algunas horas en que te pasaste de los 140 caracteres... Jajaja!

Y si, lo que tiene Twitter es que tenés que sintetizar tus pensamientos en 140 caracteres, aunque hay servicios que podés usar para tener unos caracteres de más, pero igual te lo acorta y te manda una URL para que vayas a leer lo que te falta, jaja!

Básicamente yo hago la mayoría de lo que vos compartiste, ajajajaa! :P

Te dejo mi cuenta para que chusmees: @ivy_1969 y de paso, ¡animate, está bueno! Jaja!

Por cierto, si se me acaba la Coca Cola, a mi también me da un ataque de caspa! Jajaja! :P

Besotes Vero!!! =)

Daiana Galeano dijo...

Hola Vero!!me robaste unas cuantas sonrisas pero esto me robó una carcajada:"Les cambié los nombres a todos los personajes, y después volví a ponerles los originales porque no sabía quién era quién. Me pregunto... si mi protagonista tiene 21 años, ¿en qué año tiene que haber nacido? ¿Dónde mierda está la calculadora?" me encantó el post, vuelvo después de mucho a leerte y toparme con esto me alegró la tarde, un abrazo! :)

Claudia Martinez dijo...

hola Verónica, yo pensaba que esas cosas solo me pasaban a mi porque no sirvo para escritora. ¿Me quedo tranquila entonces?
Besotes !!!!

Almendra dijo...

Me gusta escribir. Escribo periódicamente en algo así como un diario... y lo bueno es que además de ir contando lo que me ha pasado puedo exagerar sin que nadie me diga nada y dejo mi vida registrada.
Algo parecido a lo que tú tienes en un día.. me gustó mucho..
Soy nueva en esto, ojalá entienda cómo usarlo!
Saludos!

Pararrayos dijo...

No le veo la gracia a twiter, sí a tu parodia, que (lo peor) es muy parecida a la realidad.

Nati dijo...

Excelente!!!!!
nueva seguidora de tu blog... me mató este post "twitero" jajaja
saludos
nati