05 octubre 2009

MÁS PECADOS LITERARIOS, PERO SÓLO MÍOS, MÍOS Y MÍOS

Si algo ha caracterizado siempre este blog, es la sinceridad total con que lo escribo. Incluso cuando invento, que es casi siempre, invento sinceramente. Por ello no me parece justo que haga una lista de pecados literarios como si yo fuera ajena a tales traspiés.

Pues no lo soy. Yo, oveja descarriada del mundo literario, peco a diario. Peco como si el fin del mundo estuviera cerca y quisiera pecar con todo antes de que se termine la diversión.

Así que aquí van, con la sinceridad que ustedes merecen, mis pecados literarios:


Escribo por dinero. Cuando me hacen un encargo (contadísimas veces) dejo lo que estoy escribiendo y me dedico a narrar aquello que me ofrecerá efectivo rápido. Puedo escribir sobre lo que sea, siempre que el tema me resulte interesante y no afecte mi moral, mis buenas costumbres, mis principios básicos y de los otros.

Me repito seguido. Escribo una y otra vez la misma estructura, y luego me quedo con un montón de cuentos que no me sirven.

Escribo palabras que luego descubro que no existen.

Literariamente, me avergüenza mi primer libro y por eso nunca lo muestro ni lo nombro.

No he leído a casi ninguno de los clásicos-clásicos.

Me regocijo de mi facilidad para hablar de casi cualquier libro, aunque no lo haya leído, y ni siquiera haya leído esos libros que hablan de los libros que no leímos.

Difícilmente sea "yo" frente a un editor. Los editores me dan miedo, igual que la directora en la escuela primaria, y me comporto frente a ellos como una niña que todavía no sabe si hizo algo malo, y dice "si señorita, sí señorita".

Soy una pésima vendedora de mí misma. Mala, mala, mala. Y ése es un pecado terrible, porque una cosa es escribir bien, y otra muy distinta ser horrible en las relaciones humanas que son las que permiten publicar.

Soy tan obsesiva con la ortografía, las faltas de tipeado y demás, que los originales que entrego nunca necesitan corrección (y la obsesión por la perfección es tan pecaminosa como el desinterés absoluto).

Creo que he llegado a cierto nivel de "profesionalismo", pero no me animo a decirlo ni a hacerlo valer. (Salvo en esta lista).

Me cuesta horrores empezar a escribir. Me siento frente a la PC y juego al solitario spider o a Pet Society.

Son millones más los cuentos que he dejado por la mitad que los que termino, y muchas veces es por vagancia.

He participado en algún concurso sin prestigio, sólo por el monto del premio.

Me da vergüenza comprar best-sellers o chic-lit o libros de ese estilo, aunque me gustaría leer algunos.

Últimamente acopio libros y no los leo. O no los termino.

Me cuesta tanto publicar, que no suelo ser generosa con otros autores que están en la misma (recomendar a dónde ir o dar nombres de editores).

Si bien es pecado mortal subestimar a los chicos, yo muchas veces tiendo a sobreestimarlos y escribo "difícil", y los editores me lo hacen notar.

Tengo ganas de escribir un libro puramente humorístico, y después me digo que no, que tengo que aprovechar mi tiempo escribiendo algo que valga la pena, y después me digo que no, que lo mío es el humor, y después me digo que no, que con eso no voy a trascender, y después me digo para qué quiero trascender si cuando esté muerta no me voy a enterar de que trascendí.

Uso el diccionario de sinónimos que viene con el Word.


16 comentarios:

Alberto dijo...

Esto parece un sincericidio. Se me cayó una idola. Ahora estoy mejor, siempre me rsultó más facil entendemre con gente de carne y hueso y que -como yo- comete cientos de pecados literarios y alguno de los otros tambien, que seguramente no iremos enterando a medida que pase el tiempo...

LUIS dijo...

Esos no son pecados... no son otra cosa que la lista de talentos que crees poseer:

"Escribo por dinero" : Hábil para que te paguen por escribir!?

"Escribo palabras q luego descubro q no existen": Estilo de Cortázar!?

"Me quedo con un montón de cuentos q no me sirven" : Prolífica!?

"Soy tan obsesiva con la ortografía" : Preocupación por ser competente linguisticamente!?

Tal vez quieres decir tu pecado,es considerarte la perfecta pecadora literaria...

Sl2

Ezequiel M. dijo...

Jajaja. Me encantó. Caí por acá de casualidad, y me sentí identificado con el ochenta por ciento de los pecados.

Quién no usa el diccionario de sinónimos!

Ivana Carina dijo...

Mi pecadora favorita!!!

Yo te banco, sabelo! Jajaja!

Besotes!!!

Joaquin dijo...

Hola, cómo estas? estuve viendo algunas cosas en tu blog. Trabajo con posicionamiendo web y tengo una propuesta de publicidad : 50 euros cada mes por incertar pequeños links de nuestros anunciantes- Son 50 euros mensuales para cada blog que se registre con nosotros, también tienes la posibilidad de acrecentar este dinero agregando blogs a nuestro sistema de anunciantes

Pararrayos dijo...

Para cometer un verdadero pecado hace falta mucho más, hija mía.

muñeca dijo...

Muy bueno, estoy metiéndome de a poquito en el tema escritura porque siempre me gustó y la verdad que fue interesante y hasta cómica tu lista de "pecados" jaja muy buen blog.
Saludosss !!!

ellibrodeorodelaargentinidad dijo...

me encantó el blog. caí por casualidad.
comparto varios de los pecados. solo en uno me pasa exactamente lo contrario. el de no ser generoso con otros autores que están intentando ser publicados (y eso q me costo de lo lindo que me dieran bola en la editorial) te recomiendo que lo intentes, con muy poco esfuerzo, mandando solo un email presentando a las partes, podés lograr que alguien que estaba a años de poder publicar lo logre. te aseguro te vas a sentir casi tan feliz como si te publicaran a vos.

A.S dijo...

Eso de inventar palabras, es cuestión de ponerse de acuerdo.
Pero primero hagan el siguiente experimento:
1- inventen una palabra.
2- coloquenla con sumo cuidado y oportunidad en algún lugar de una oración.
3-denla a leer personalmente
4-pregunten al lector ¿entendés?
Si el lector dice "Sí", no pregunten más.

Verónica Sukaczer dijo...

Gracias Alberto, sinceramente.
Luis: no termino de entender si lo tuyo es irónico o sincero. Pero ambas actitudes me van, así que ¡gracias por participar!
Gracias por el apoyo Ezequiel y mi siempre leal y compañera Ivana Carina.
Joaquín... las cosas que yo haría por 50 euros... pero mejor lo dejamos para otra ocasión (ya me enteré cómo funciona el sistema).
Pararrayos: gracias padre, ¿cuántos Avemarías me tocan?
¡Gracias Muñeca!
Ellibrodeoro: si yo cobro los derechos de autor, del otro, no hay problema.
A.S: lo tuyo es literario, siempre. Te salió un lindo cuentito. Ah, y después te escribo para contarte sobre un editor que está buscando cuentos, así quedo bien con Ellibrodeoro.

Cariños a todos

Johan Bush Walls dijo...

Mire que lista más chilera que ha hecho. Además está tan bien escrita que da gusto leerla.

Salú pue.

Mori dijo...

Muy bien por la lista! ¿Habrá escritores inmaculados?

Eduardo dijo...

Todo bien, Verónica. Pero el diccionario de sinónimos del Word... Habiéndote leído, no te creo. :)

Verónica Sukaczer dijo...

Lo juro: uso el diccionario del Word.

Verónica Sukaczer dijo...

¡Eduardo! Eres tú. Y Mori. ¡Qué lectores distinguidos! Es un honor.

Pollo con almendras dijo...

Muy buenas reflexiones
sin duda somos todos pecadores..
yo tambien uso el diccionario del word