20 julio 2008

MAMÁ ESTÁ EN INTERNET

Mi hijo (alguno de ellos) en casa de un amiguito, y frente a la compu: -¿Sabés que mi vieja aparece en Internet?
Amiguito: -¡No me jodas!
M.H: -En serio. Vos ponés el nombre de mi vieja y aparecen como quichinientos lugares que hablan de ella.
A: -No... me estás diciendo cualquiera...
M.H: -¡Pero te digo que es en serio, boludo!
A: -¿Tu mamá es famosa?
M.H: No... no sé, en la calle no la para nadie... así que famosa no es.
A: -¿Aparece en la tele?
M.H: -No, tampoco. Aparte viste que es mi mamá, no es como las minas de la tele, que tienen tetas y esas cosas.
A: -No, claro... yo la ví a tu mamá, no está tan buena...
M.H: -¿Pero querés verla en Internet o no querés? Hasta hay fotos de ella.
A: -¡No! Qué masa... A ver, buscala.
M.H: -Esperá porque el apellido de mi vieja es re-difícil. Encima me lo pusieron a mí, una cagada. ¿Ves? ¡Ahí está! Todos esos links son sobre mi vieja.
A: -¡¡¡Uau!!! Alucinante, bolú. ¿Y de qué tratan?
M.H: -¿No sabés leér, tarado?
A: -Está bien, está bien, no me apures. Ah... porque tu vieja es escritora, ahora me acuerdo. Cuando estábamos en segundo vino a leernos un cuento.
M.H: -Sí, por eso. ¿Ves? Están las librerías que venden sus libros... notas sobre ella...
A: -Una cagada.
M.H: -Y, sí... pero...¿acaso tu vieja está en Internet, como la mía?
A: -No... no creo. Mi vieja vende Avón. Pero esperá... esperá boludo... mirá ese link.
M.H: -A ver... ése no lo había leído nunca...
A: -Porque tu vieja no es joven...
M.H: -No... creo que ya pasó eso... esperá que leo... "jóvenes colombianas penetradas"... ¿Vos sabés qué es?
A: -No... a lo mejor es una librería de Colombia.
M.H. -A lo mejor en Colombia dicen penetrar en vez de entrar. O en vez de empuje y tire. Penetre la puerta.
A: -Sí, viste que en México al dulce de leche le dicen cajeta. Cualquier cosa.
M.H: -Entrá, entrá a ver. La conocen a mi vieja en Colombia, ¡una masa!
A: -Dice que hay que tener 18 años...
M.H: -Vos poné que tenemos, total acá no te ve nadie. ¿No nos ven por la webcam, no?
A: -No pelotudo.
M.H: -Lo que pasa es que la compu de mi vieja no tiene webcam.
A: -Uaaaaaaaaaaaaauuuuu. Esperá, ¿esto cómo se mira?
M.H: -Así, tenés que poner la cabeza para este lado, de costado, ¿ves?
A: -Ah, ya entendí. No se entendía nada. ¿¿¿Ésa es tu vieja???
M.H: -No sé... no le veo la cara... y esa parte yo no se la ví nunca.
A: -¿Y tu viejo cuál es?
M.H: -Me perdí boludo, no sé... mi viejo tiene una cicatriz de cuando le sacaron el apéndice. Yo siempre le pido que me la muestre.
A: -Vos fijate si encontrás la cicatriz entre esos cuatro, y yo me fijo con estos dos. (...) ¿Y?
M.H: -No, están todos muy juntos...
A: -¿Ahí es donde tu vieja vende los libros?
M.H: -No sé.... debe ser, porque mi casa no es. A lo mejor le están pidiendo autógrafos. Mi vieja te firma el libro si le pedís.
A: -Ahí le están prestando varias lapiceras, me parece.
M.H: -Sí, debe ser eso. A mi vieja le encantan las lapiceras, tiene un montón, por eso agarra todas.
A: -Le voy a mostrar a mi vieja que tu vieja está en Internet. ¡¡¡Maaaaaaaa!!!! ¡Má! Mirá, la mamá de él está en Internet.
Mamá: -Ah... y se hizo las lolas.

Gracias a Dios, Jehová, a todos los santos y a la Santísima Trinidad, al destino, el azar y la naturaleza, el darwinismo y el creacionismo, el diálogo de arriba es ficticio pero... podría suceder.
Varias veces he encontrado que mi nombre remite a páginas web estricta y oficialmente pornográficas. (Ya los veo, corriendo a buscarme en Google). No pasa siempre. Son como links fantasmas. A veces están y la mayoría de veces, por suerte, no.
La primera vez que lo descubrí entré a la página en cuestión (sin ánimos de entretenimiento) para buscar un responsable a quien denunciar, pero claro que no lo encontré. Luego mi marido me explicó (mirando fijamente la pantalla) que se trataban de páginas que buscan, en forma autómatica, sitios visitados, y se cuelgan de esa búsqueda. Lo cual me otorgó cierto gozo (no confundir términos) por el hecho de que mi página gozara (ídem) de prestigio o popularidad, aunque enseguida regresé a mis cabales y dije qué horror, y qué terrible, y mirá si los chicos encuentran esto. ¿Te imaginás, mirándolo en casa de un amiguito?
El resto, lo de arriba.

14 comentarios:

Jazmin dijo...

Veronica, te voy a decir algo, no sabes como me he reido, pero te juro que era tan real la situacion q me lo imagine, te digo algo tenes alma de escritora y eso se nota.
sigo leyendote, mi blog lo deje un impasse... pero ahora voy a disfrutar de los otros blogs, leer bien y disfrutar.
te mando un abrazo.

Sebastián dijo...

¿Lo digo?

Sí, lo digo.

Lo primero que hice fue ir a Google.

Verónica Sukaczer dijo...

¡Ja! Hace tiempo que no volví a encontrar los links. Por suerte. Y lo de las "adolescentes colombianas penetradas" le apareció a mi hijo menor (¡¡¡7 añitos!!!) cuando buscaba camisetas de fútbol. Y yo por supuesto le grité y lo corrí de la compu y le dije que nunca más podía usarla sin mi supervisión. Ya pasamos algo similar, estaba en casa de un primo y me guardo lo que me contó que vió (y que no entendió).
Cariños

Mumina dijo...

Pucha digo!
Yo te busqué en Google hace un tiempo y no salió nada pornito,che.
Para tu salud mental (no la mía) tengo 43 años y la nena (casi diez años) no entra a internet sin mi supervisión.

Excelente post,un disfrute.

Francis Bean dijo...

Eso pasa por dejar a los chicos en manos de Internet, na na na.

Saludos

Nico Kluguer dijo...

"Googlear". Una nueva actividad para chicos y grandes.

Hay que explicarles a los chicos que deben googlear con responsabilidad y no creer en todo lo que dice el señor Google.

Googleando me tope con esto.

Un beso grande Vero.
Nico

Sebastián dijo...

La cuestión, Nico, es: ¿googleando *qué*?

:)))))

Cristi y Miguel dijo...

y que tener cuidado con esto de internet y los más pequeños... Si no fuera por eso, la historia es realmente divertida y muy bien escrita!!

Verónica Sukaczer dijo...

¡Uau! ¡Nico Kluguer en mi blog! No voy a contar aquí qué íntima relación nos une, pero sí escribir qué honor y qué alegría es que nos hayamos encontrado en este medio. Espero que se trate del inicio de una linda relación.

Seba: ¿te dije alguna vez cuánto aprecio tus comentarios?

Para que conste: lo de los links es la pura verdad, pero no lo de las pobrecitas colombianas. Ese link en particular, tal como se lee, le apareció a mi hijo menor (¡7 añitos!) cuando buscaba "camisetas de fútbol". Por suerte no llegó a entrar y como corresponde, lo corrí a escobazos de la compu. Nada de conversaciones psicológicas ni control paterno, chirlo y a la cama.

Cariños a todos

Pararrayos dijo...

Vero... ¡qué gusto leerte después de un tiempo de muchisimo trabajo y poco googleo! Y veo que seguís en forma. Me reí mucho y hace un par de años me sucedía lo mismo, solo que en vez de colombianas eran "suecas". Menos mal que tu marido echó un poco de luz sobre la cosa. Son algo así como depredadores fantasmas. Abrazo,

Veroka dijo...

Mi hijo (7 añitos) entro en google y me dijo: voy a poner "chicas desnudas", me lo dijo Facu (compañerito del cole)
Ni se te ocurra!(le dije)
Despues vi que existe una opcion de seguridad para bloquear (safe search)
Por Dios...7 añitos...

María dijo...

Decime que esa conversación fue inventada por vos porque fue una de las mejores cosas que leí en blog.

Verónica Sukaczer dijo...

Por suerte sí, María, es todo inventado. ¡Gracias! Si fuese verdad no hubiese podido escribirlo. Una vez mi hijo me dijo que había visto algo en la red, y las palabras que usó para describirlo me resultan hasta el día de hoy tan pero tan pero tan... aghhhh! mi hijo viendo eso... que ni puedo escribirlo.

Veroka: los filtros son buenos para que los chicos no hagan búsquedas específicas, pero por ejemplo, a mi hijo menor le apareció una página absolutamente prohibida para su psiquis buscando "camisetas de fútbol". Por suerte ni se avivó.

Konstantino dijo...

Hola Veronik

Jajaja me gustó este relato de tu hijo con su amigo.

Lo que soñamos por la fama, al menos tienes razòn si estàs googleada..

Me podrias dar tips? =)
Yo apenas tengo 88 visitas en mi blog tiene como 1 año =(.