28 junio 2007

POR QUÉ NO ESCRIBO CUANDO NO ESCRIBO

Me siento un poco culpable por no estar escribiendo seguido, y escribo como penitencia. (¿Veinte días sin escribir en el blog? Diez rosarios y un post aclaratorio. Soy judía, padre. Diez havanaguila y un post aclaratorio. Eso está mejor). El hecho de terminar de escribir un libro y tener tres proyectos tres en tres editoriales tres que tardan así tardan en responder, y además uno de esos proyectos uno es el que ya me rechazaron ya, me puso al borde del suicidio. Intenté cortarme las venas con la lucecita óptica del mouse creyendo que era un láser. No funcionó. Me deprimí. Me prometí no volver a escribir nunca más en mi vida. Busqué trabajo (en serio, creo que ese es el síntoma más peligroso de todos, habrá que vigilarme, a ver si termino de cajera en un supermercado). Tomé mucha coca cola zero. Le grité a mis hijos pero juro que ellos se lo merecían. Me patiné aproximadamente el 10% del aguinaldo de mi esposo en: un bolígrafo Parker muy lindo, una cartera, un saquito de $17, una crema, mostacillas para hacer collares. Casi me convierto en una compradora compulsiva. Volví a gritarles a mis hijos. Pero me parece que eso lo hago siempre. Compré comida hecha en vez de cocinar. En fin... una crisis de aquella. Y me la merezco. Me merezco tener una crisis como Dios manda. Hoy hice un collarcito muy lindo. Y de pronto... de pronto... no sé cómo decir esto. De pronto hice algo sin pensarlo. No quería hacerlo. Es lo mismo de siempre, cuando creés que lo dejaste algo pasa y regresás. Es un viaje de ida. Me bajé unas líneas. Y después otras. Y enseguida me dí cuenta de que tenía el germen de un nuevo libro. Empecé a investigar porque es con investigación. Ya parí un cuento. Y todo este tiempo que no escribí aquí lo hice allá. Pido mis más sinceras disculpas. Sé que los he abandonado, si es que alguien queda allí para apagar la luz. Igual el blog sigue. Pero... pero... estoy usando mi tiempo en escribir otras cosas... maldita literatura.

11 comentarios:

Criminal dijo...

Tres proyectos en tres editoriales.. envidiable lo tuyo.

Lucho dijo...

Esto es para que la pena por descuidar tu espacio desaparesca.

Pasaba por aqui y me estacione un momento.

Saludos

pararrayos dijo...

Pensé estos días en vos, es la verdad. Incluse hablé de ti, de tu blog el martes x la noche y de mi resistencia a hacer uno y de mi hábito de usar lugares de otros para comunicarme con la gente. No es este el caso, ya que sólo me comunico con vos aquí. Me encanta cuando te quejás tan divertidamente; me encanta como tuviste que rendirte ante tu destino o tu oficio. Y un beso.

Ruth dijo...

Qué gozada, tener tantos proyectos, aunque nos tengas algo abandonados. Entendemos que te ganas la vida como escritora y que escribir aquí no da un duro (o un euro, o un peso, o un dólar), así que tranquila, mientras nos hagas un poquito, un poquitito de caso de vez en cuando, creo que lo sabremos sobrellevar.
Y, por dios, espero que no encuentres nunca un trabajo "de verdad".

Verónica Sukaczer dijo...

Criminal: en esta fase de crisis que estoy pasando... ¡son más proyectos para rechazar!!! Pero no puedo negar que por lo menos tengo acceso a las editoriales, que me rechazan luego de leerme. ¡Pero hasta eso es peor! Porque encima me rechazan con argumento :-).
Gracias Lucho
Pararrayos: yo también pienso en tí. ¿Nos hablamos de tú ahora? Y sé que llegará el momento en que tengas tu blog, porque no existe escapatoria, amigo.
Ruth: ¡ya gané como 5 dólares con la publicidad! Estoy pensando en qué gastarlos :-).
Gracias por leer.

Criminal dijo...

Verukaczer:
Te podría decir que yo "pagaría por que me rechacen en las editoriales", pero sería una mentira. Una vez tuve una oportunidad y me querían cobrar 300 pesos por leerme. No tengo nada contra ese tipo de kioskos. Pero la verdad, prefiero que me rechacen gratis.
¿Alguna idea?
;-)

Laura Cambra dijo...

¡Qué suerte que volviste!
L.

juan carlos dijo...

Si no escribes aquí por estar escribiendo allá, no creo que te podamos reprochar nada. El caso es que escribes en algún lugar.

pyro dijo...

Mmmmm; de que trata el nuevo libro?y lo de cortarte con el lasercito del mouse no sirve,prueba con la de los cajeros ;)

daisy dijo...

Ah, bueno, si era por eso, está perdonada :-)
Y bueno, son tres posibilidades, estadísticamente tenés más probabilidades de que te publiquen! Mirá el vaso del lado que se ve lleno!

Verónica Sukaczer dijo...

Criminal: la única idea es que siga intentándolo. Y no pague, por supuesto. Pocas veces en la vida se da la conjunción de: editor justo en el momento exacto con libro indicado. Y mejor que cuando eso suceda sea con un libro suyo.

Pyro: he aprendido que no conviene contar el embrión de un libro. No es cábala, es sentido común. No sé con lo del cajero... me parece muy público y cuando uno se suicida en general intenta que sea un momento privado.