22 marzo 2007

VIVENCIAS APTAS PARA LITERATURA PROFUNDA

¿Cuánto hay de autobiografía en la literatura de un escritor? No hay quien se dedique a escribir, que no haya tenido que responder, por lo menos una vez, esta pregunta. Las respuestas varían: algunos dicen que todo es autobiografía. Otros que todo es imaginación. Hay quien se alimenta de sus vivencias sin que todo sea yoyoyo. Después de todo es muy difícil contar algunas cosas si nunca las viviste. Un orgasmo por ejemplo. Que te rompan el corazón. Pasar vergüenza. Ver morir a alguien querido. Drogarte. Parir. Se puede, no digo que no se pueda. Para eso está el lenguaje y el talento para usarlo. Pero cuántas más cosas se viven, más se conocimiento adquiere uno.
Yo respondo lo último. No escribo sobre mí, pero uso lo que he vivido. Y he vivido momentos muy grosos. Cosas que me marcaron para siempre. Emociones que no se repiten en la vida. Cosas que tengo atravesadas, y que si no las llevara al papel terminarían haciéndome implosionar en forma dramática. (Todo lo que sigue es real).
El día en que mi madre me dijo que le daba una propina al calesitero para que siempre me sacara la sortija.
Haber visto los Reyes Magos reales en Harrods.
La insistencia de mis hermanas, durante mi infancia, de que era adoptada porque ellas eran morochas y yo rubia.
La vez que le pregunté a mis padres si tenían sexo oral, sin saber qué significaba, y la respuesta que recibí.
Desmayarme tres veces en mi vida, y descubrir que no es romántico como en las películas ni caés sobre un sillón. Que una vez, en un colectivo, me auxiliara una monja.
La directora de la escuela que me dijo que no merecía llevar la bandera de ceremonia por haberme olvidado los guantes blancos.
Haber pintado PI con aerosol en una pared en la vía pública.
Acompañar a un novio menor de edad que manejaba un auto que tomamos prestado de un familiar, pasar justo por un control de tránsito y acelerar y doblar y seguir para perder a la cana.
Robar un brillo de labios en un supermercado de Miami.
Cuando usé mi primer corpiño y mis compañeros varones me decían que se veía a través de la remera, y por lo tanto no volver a usar remeras blancas.
Escuchar durante los dos últimos grados de primaria, y en cada recreo, el disco de "Mi hermano es un soldado que cuida las fronteras de la Patria".
Indisponerme cada vez que salía de campamento.
Ver a tu ex-novio ponerse de novio con tu ex-mejor amiga.
Volar en parapente.
Tener alucinaciones nocturnas.
Ir a ver a Menudo al Estadio Obras.
Cuando se me desabrochó el corpiño de la malla en la playa.
Que el Pato Carret me eligiera para participar en un momento de su programa, el día que fuimos a las grabaciones con la escuela.
Chocar.
Hacerle respiración boca a boca a un negro interesante durante el curso de la Cruz Roja.
Descubrir que la leche materna sale de muchos agujeritos y para cualquier lado, y no de uno solo y derechito.
Embarazarme.
Parir vía cesárea dos veces, y que te encajen un crío y te digan que es tuyo y que a partir de ese momento te hacés cargo vos.

11 comentarios:

ÓL dijo...

Estaba por hablar acerca de las novelas siempre autobiográficas de Jack Kerouac, pero todavía no salgo de mi asombro con lo de Menudo...

Dayana dijo...

Senorita Vero, me deja poner las mias? porfis, no sea mala como la seno directora de los guantes blancos!

- Desmayarme en un Wal Mart y que alguien me d'e de tomar de una Coca que vaya saber qu'e boca habia babeado antes.
- Haber conocido a dos novios por chat cuando nadie en mi flia acepta ese medio como valido.
- Haberme enomorado hasta los tuetanos de uno de uno de ellos, que vivia a 20.000 km, pero que cuando vino a Arg a vivir no funciono.
- Haber sufrido 2 anos por eso.
- Que cuando fui a visitar a un amigo a Bs As, en una peluqueria de Recoleta me hayan dicho si nunca habia pensado en ser modelo (todavia no puedo creer que me hayan dicho eso!!).
- Que todos los amigos de mi 1er ex novio trataran de levantarme cuando lo deje.
- Haber estado en una emergencia aerea.
- Haber viajado sola por el pais y el exterior.
- Haber sido la primera experiencia sexual de dos chicos con los que sali (increible pero real).
- Haber estudiado como 6 idiomas, hebreo y 'arabe inclu'idos y decir que ahora soy plurireligiosa (aunque no festeje ni ramadan ni el dia del perdon, pero simpatizo con el juda'ismo y el islam).
- Que me hayan hecho mi cumple de 5 anos en un parque de diversiones y hayan invitado a todo el jardin de infantes (como 200 chicos)
- Haber ganado un premio por mi promedio en la universidad
- Haberme ido a una isla del Caribe sola cuando un ex me dejo.
- Acceder internet cuando empezaba a ser conocida popularmente (ano '95).

Disculpen la falta de acentos y enies, pero estoy usando una teclado en ingles y no tengo idea donde estan.

Saludos

pyro dijo...

Pues con todas esas experiencias ya tienes para un libro creo; ahora lo del post; creo que todas esas cosas son bastante interesantes Sra Sukaczer; creame que nunca confies en una computadora no esta en las librerias de mi pais; la unica institucion que tiene libros de alfaguara es un instituto de ingles que solo lo tiene como patrocinador y sus libros estan en ingles; ojala someday pueda conseguir el ejemplar de lujo autografiado que tanto anhelo.

Criminal dijo...

La Montero decía que una buena novela es aquella en donde lo real parece ficción y viceversa.

Jedi Master GenesisOrion dijo...

Saludos desde México, D.F.

Verónica Sukaczer dijo...

Oscar: no voy a justificarme con que tenía 12 años. Lo único que puedo decir a mi favor es: "Súbete a mi moto, nunca has conocido un amor taaaaaan veloz". :-)
Dayana: para eso es este espacio, para compartirlo, como si estuviéramos en una ronda de mate y cada uno cuenta su historia y trae bizcochitos.
Pyro: ¡qué liiiiindo! Me encantó lo que dijiste. Espero que algún día te encuentres con un libro mío y logre cumplir por lo menos la dosis mínima de expectativa.

Eclipse dijo...

No, si uno las cosas que encuentra por casualidad pueden llenarla de alegría o hacerla sentir miserable.
Acabo de postear algo sobre lo que no sé escribir y leo eso.
Sinceramente, me reí con algunas situaciones, qué vida interesante. De seguro podría hacer mi propia lista, pero el trauma por no saber escribir sobre lo que sé persistiría...
En fin, va un vínculo a esta entrada desde mi blog.
Fue bueno leerte y lo seguiré haciendo, aunque sea una desconocida

Juanma dijo...

Una vez me dijo un amigo siete u ocho años mayor que uno debería recibirse de psicólogo a los cuarenta años, más o menos, porque, según él, la experiencia de vida es indispensable para poder ejercer la profesión correctamente. Es interesante pero absurdo. No es lo mismo el conocimiento que la sabiduría, aunque parezcan ir de la mano. Yo too, como todos, viví experiencias que me parecieron memorables, pero nunca se me ocurrió (digamos fehacientemente) estructurarlas en un relato. En el prólogo de Doce cuentos peregrinos, García Márquez recuerda que uno de ellos, el que correspondía a su funeral (era un sueño), debió dejarlo en el olvido porque jamás pudo reproducir la fiesta o la parranda original. Estaban todos sus amigos y todos la estaban pasando bárbaro. Qué buen funeral, ¿no?, inigualable, pero cuando quiso reescribirlo todo se fue al demonio y nada tenía ese sabor de antaño. En fin , ya no sé a dónde quería llegar con todo esto; creo que es un ejemplo límite y un disparador alucinante. Besos!!

mikaela dijo...

Es interesante como logramos conocer a los escritores con un poquito de habilidad que se puede desarrollar...Es interesante como personas con excelentes capacidades dejan de escribir por miedo a mostrarse...
¿Cuanto hay de autobiografia? evidentemente hay mas de lo que ellos creen...

Anónimo dijo...

Me divirtió mucho el listado de éstas situaciones.No suelo leer blogs,pero hoy el tuyo me mantuvo entretenida durante varias horas de aburrimiento en la oficina.
Cari

espartana33 dijo...

Esta claro que todos tenemos vivencias para contar, todos hemos vivido cosas similares. La diferencia esta en la magia y el gancho que utizas para contarlas, sino se vuelen vulgares y normales como las escitas aqui.