19 febrero 2007

UN ESTREMECIMIENTO LITERARIO


En realidad no estaba buscando este libro. Pensé que todavía no había llegado a la Argentina, que tal vez no llegaría nunca.
Había entrado a esa librería -que no acostumbro visitar porque está lejos de casa- a ver si encontraba "El perfeccionista en la cocina" de Julian Barnes, que está agotado en casi todos lados. Estaba. Qué emoción. Pero lo hojée y no me pareció lo suficientemente interesante como para gastar lo que costaba. De allí mi vista saltó a "Una mujer en Berlín" una obra anónima que me sigue interesando pero es muy cara para mi bolsillo ($62.-). Aterricé entonces en dos obras con título romántico -todos de Anagrama- que no recordaba si eran las que había anotado en la lista de libros que quiero comprar. Me pareció que no, por la lectura de las contratapas. (No eran, el que busco es de Salamandra). Me iba a ir. Eran las once de la noche y mi marido me esperaba (pero nos habíamos prometido bancarnos todos los negocios del shopping que nos gustaran. Yo no escaparme de los de electrodomésticos y celulares, él de los de ropa y libros), pero entonces levanté la vista y lo ví, y juro que me estremecí. "En picado" de Nick Hornby. Lo tomé por las dudas de que viniera una horda de lectores a comprar los únicos tres ejemplares que había a la vista, y le dije a mi marido que tenía que comprarlo, que era el que estaba esperando. Luego de haber leído "Cómo ser buenos", Hornby se ha convertido en lectura obligada. Es mi estilo. Pero mejor y publicado.
Lo pasé por el lector de código de rayas y me sentí igual que cuando me gustaba un chico especial (demasiado lindo, demasiado popular, demasiado intelectual) y descubría que yo era considerada poca cosa para él. Que él no me miraría. ¡¡¡$72.-!!! ¿Por qué? ¿Qué misterio del cambio y de la macro y microeconomía, qué secreto del liberalismo, la inflación y los bonos provoca que un libro se convierta en un artículo suntuario? ¿Se puede comparar un libro, que hace libre a los pueblos y a los corazones, con una cartera Hermés, por ejemplo? ¿Y si tuviera el libro y la cartera uno al lado del otro y al mismo precio, qué llevaría? Por suerte el libro sigue siendo mucho más barato.
Sabía que si no lo llevaba no haría otra cosa que pensar en el libro cada día del resto de mi vida. Así que con resignación lo llevé a la caja, saqué mi tarjeta y me rendí. Lo tengo. Leí la contratapa, las solapas, los agradecimientos y los datos de la editorial. No me animo a más. Sé que cuando lo empiece activaré un mecanismo que me llevará, inexorablemente, a terminarlo. Y todavía quiero saborear un poco más el misterio, el deseo. También puede suceder que no sea tan bueno y me duela el dinero. Pero en fin. Lo tengo. Es mío. Y por ahora, eso es suficiente.

15 comentarios:

Romina dijo...

=O volviste de vacaciones, ahora tengo que ponerme al dia y leer los posts jaja
Mira que aunque a veces no firme tan seguido como antes, todavia sigo visitando el Blog, desde aquella vez que publicaste la carta de lectores en el diario Clarin =)

Saludos,

mikaela dijo...

Yo hago lo mismo con los libros
mis viejos a veces me los esconden
mi papà me lo saca
me dice: Micaela con ustedes no hay negocio! con esa cara de "lo compramos hace una hora y leiste la mitad en el auto"
Siempre le digo que lo que esta haciendo es "in ver tir"
Todavia no le llega la parte de la "ganancia monetaria"
es bueno..le voy a pagar un buen geriatrico...y con una gran biblioteca!
Los libros son demasiado caros...seriamente es muy triste
Ahora volviste...me paso mas seguido por aca
Saludos!
Mikaela...

la condesa sangrienta dijo...

Entiendo de qué hablás.
Un día fui a comprarme zapatos pero pasé antes por la librería. El viejo Borges me llamó desde su Antología poética y chau zapatos.
Volví a casa tan, pero taaaaan feliz que hasta me lo autodediqué!

pyro dijo...

Pues yo sacrifique un concierto en un parque por comprar "El Señor de los Anillos";quizas no sea la gran cosa pero a mi me encanto; borgues felizmente es un autor tan popular que es facil conseguir que alguien me preste el Aleph; que bien que regresaste, lei las obras de imaginaria y me quede asombrado de como cuentas la historia de una forma tan agil y digerible, es para niños y para todo aquel que tenga aun el "alma de niño".

Ruth dijo...

Te entiendo perfectamente. Yo siempre salgo a comprar pensando en ropa y vuelvo con una bolsa llena de libros y el presupuesto del mes desbaratado.
¿Por qué será tan cara la cultura? No es justo.

juan carlos dijo...

¿72 dólares? ¿Dólares americanos? ¿Casi sesenta euros? Supongo que no será esa la equivalencia. Aquí, en España el libro cuesta, exactamente, 19 euros, es decir,25 dólares usa. Es un precio que consideramos caro, pero comparado con lo que vosotros pagais (no sé como se relacionaría ese precio con vuestro nivel de ingresos) es casi regalado

Criminel dijo...

Los precios de los libros e parecen tan obscenamente caros que no compro ninguno que cueste más de 20 pesos. Aun si tengo el dinero. Por mi que se los metan en el culo.
Ah.. lindo blog. Me gustó.

juan dijo...

compraste lo que deseabas y ahora lo demorás un poquito... no es mal truco.
espero que el libro sea de tu agrado, y que hagas algún comentario del mismo.
saludos,
juan.

Verónica Sukaczer dijo...

¡Gracias Pyro! Bienvenido Criminel y gracias. Juan Carlos: son 72 pesos argentinos. 1 peso argentino=3,10 dólar ó 4 y monedas de euros. O sea que si el libro ahí cuesta 19 euros, acá debería costar más de 72 pesos, o sea que me costó barato :-). Y mejor no relacionar nada con el nivel de ingresos, porque me pondría a llorar.

Cel dijo...

Me pasó algo parecido... Fui a buscar otra cosa a la libreria... vi En picado, me acordé de High fidelity, de Cómo ser buenos y sucumbí.
3 cuotas con la tarjeta. 3 meses voy a tardar en pagarlo y me lo leì en 6 viajes de colectivo.

Verónica Sukaczer dijo...

Cel: te juro que si me contás algo del libro, que todavía no leí, voy a perseguirte el resto de tu vida. Sólo... ¿valió la pena la inversión? Si o no. Ni una palabra de más.

pararrayos dijo...

Me hacés acordar de mis libros caros. Por ejemplo "A salto de mata", Auster, Anagrama, en el año 2002 o 2003, en plena crisis. Y una vieja fascinación que tuve x años: Cosmos, de Sagan. Lo compré en el 2000, a unos $ 70. Lo mismo El hobbit, de Tolkien. Sin duda, la mejor inversión fue la de Auster, aunque Cosmos no me decepcionó. En cuanto a Tolkien, vamos, que no le cambia la vida a nadie. Hay que tener cierto espíritu de fan para seguirlo, para mi fue un descubrimiento vacío. Pero Auster... empieza así:
"Cuando llegué a la treintena, pasé por unos años en los cuales todo lo que tocaba se convertía en fracaso. Mi matrimonio terminó en divorcio, mi trabajo de escritor se hundía y estaba abrumado por problemas de dinero."
Para mi, Vero fue irresistible. Un encuentro inolvidable. Sentí que el muchacho había nacido en el barrio y me transmitía su experiencia.

Verónica Sukaczer dijo...

Listo. Ya leí "En picado". Se terminó. Si hubiera sido ropa la usaría más veces :-). Fue muy bueno, no al nivel de ohhhhh, pero me gustó.
Pararrayos: ahora me quedé con ganas de ver cómo sigue "A salto de mata". La próxima vez, se lo pido, comente sólo libros económicos.
La frutilla de la torta: me interesó mucho un comentario sobre un libro nuevo, "Las hermanas Zinn", una sátira de "Mujercitas", y si a mí me ponen "sátira y mujercitas" en la misma línea, se me hace difícil zafar. ¡¡¡¡Y el libro cuesta como $160!!!!!!!!!!! Lo tendré que robar.

pararrayos dijo...

El GRAN PARARRAYOS...( da cátedra en blog ajeno, porque es un sin techo del mundo virtual)

Io elegí,Vero S., dos novelones de 600 páginas para leer: El Club Dumas /Perez–Reverte y El Código de "ya sabés quien", ese que dicen que está escrito como la Mona, tan liso, tan plano y esquemático, pero que te lleva a los tropezones, pero te lleva, hasta el final, ya que es imposible no enterarse de todos los enigmas que te va tirando.Si hasta terminé mirando los cuadros de Leonardo Da Vinci pa chusmear.Ahora siento que puedo hablar con propiedad (Obvio que el español es un buen escritor y Leo Dan es un gran cantante, pero el sólo hecho de haber puesto nervioso al Upa Dei y a mister patata me lo hace simpático).
Rodolfo Walsh tiene un cuentazo que se llama "Nota al pie", la increíble vida de un corrector. Genial. Este verano me leí tres libros de Mr Walsh, a quien sólo conocía por los otros y por su carta famosa antes de que. Bay.

momina...* dijo...

es hermosa esa sensacion, cuando entras a la libreria y de golpe te re cebas y te late el corazón a mil kilometros por horas, y no existe mas nada en el mundo que ése libro que querés. me encanta, es la mejor exitacion, es la taquicardia de la ansiedad, de ir corriendo y chocarte con un mundo nuevo, dibujado con letritas en unas cuantas paginas.
me encanta. me encanta sentir eso, me encanta que la gente lo sienta. me encanta!