20 enero 2007

HASTA PRONTO Y BUENAS TARDES Y QUE LO PASEN BIEN

Me despido hasta mediados de febrero. ¿O acaso yo no merezco vacaciones, eh?
Me gustaría que usaran los comentarios a gusto. Para escribir sus post también. A ver si a mi regreso hacemos un concurso de post, y de premio va el último alfajor, que siempre es de fruta.
Manténganme el blog lindo, rieguen las plantas, cierren bien las puertas al salir. Miren que sé todo lo que quedó, así que si falta algo voy a saber que fue alguno de ustedes.
Me retiro entonces dejando estos pensamientos veraniegos, que bien pueden servir para ejercitar la musculatura literaria:
Cuando uno se cruza veinte veces con la misma gente en el club/playa, ¿hay que hacer una sonrisita tarada cada vez?
Cuando tu compañera de burako te corrige la forma en que jugás, y trata de educarte, ¿hacerle tragar las fichas es una opción?
¿Se puede empujar despacito y sin que nadie se dé cuenta a los bebés ajenos que se te acercan gateando? En caso de respuesta negativa: ¿y si vienen comiendo un helado derretido?
¿Cuánto tiempo se puede observar el cuerpo musculoso del bañero, sin pasar por una sexópata?
A pesar de que uno se siente de 20 en todos los sentidos, los de 20, ¿se dan cuenta de que tenemos el doble de edad?
¿Es posible quedarse un día entero en el depto. alquilado, sin hacer absolutamente nada, aunque sea un día fenomenal, sin culpa?
¿Por qué considero que pasar quince días en una casa en la que me la paso lavando ropa a mano, cocinando, barriendo arena, retando a los niños, haciendo compras, haciendo las camas, juntando juguetes, organizando los tiempos de cada uno, son vacaciones? ¿Vale el sólo hecho de cambiar de paisaje?
Si existen guarderías para dejar a los animales en las vacaciones, ¿por qué no existe el mismo servicio para dejar a los hijos?
¿Por qué se considera que gastar dos sueldos en quince días es correcto pero sólo para las vacaciones? ¿Por qué no puedo hacer lo mismo cualquier día en el shopping?

Cariños y hasta pronto, buenas tardes y que lo pasen bien.

9 comentarios:

Ruth dijo...

Estar de vacaciones es la excusa para hacer lo que te dé la gana, así que sí a casi todo -sobre todo a lo de los bebés ajenos, con o sin helado derretido, que bastante hay con los propios-. Nosotros en el hemisferio norte no nos podemos ir de vacaciones estivales todavía, aunque por la temperatura cualquiera diría que sí.
Pásatelo bien. Y trae la maleta cargada de historias y situaciones que nos amenicen el rato (ya, deseo egoísta donde los haya, pero qué le vamos a hacer).

caro dijo...

Sinceramente... me encantaría que si al volver, tenés la respuesta para tus interrogantes, me las pases como para darme una pequeña ayudita, no?

En mi caso, lo bueno (?) es que el lugar al que vamos es tan pero tan pequeño que barro en un minuto, no grito ni una vez (igual no reto mucho en estado normal) PERO hay DOS teles!!!

Sin culpa mija, disfrute a su modo y llevese algun libro de leyes para mostrarle a la madre del niño chorreado...

Besos
Caro

Mary Rogers dijo...

Mi sino en la vida es llegar tarde...y justo me toca regar las plantas... pero sólo hasta febrero, después, las vacaciones son mías.
Saludos;=)

Suzan dijo...

O.O ke cosa!!! pero ke cosa!!!

aki teclea una muchacha d 18 años ke hace mas d dos años leyo en un libro d colegio un fragmento de "nunca confies en una computadora" kede x asi decirlo stigmatizada con cada linea, estaba demasiado identificada y entretejida. Era y soy actualmente part d una historia cibernetica, muy mia y muy soñadora, caracteristica talvez propia d mi ser y hasta dirian d mi adolescencia...
akel tiempo cuando lei ese fragmento me entraron unas ganas locas de buscar ese libro y poco o muy poco pude hallar...
hoy buscaba part d una cancion y en alguna d tus entradas tenias algo parecido asi llegue aki, ke cosa!! habia olvidado mi busqueda x tu libro dsd akella vez...me han vuelto esas ganas y esa curiosidad d leer mas sobre ti...
hoy encontre tu blog!! no t conozco y segun veo te tomas una vacas ke d seguro son muy merecidas...
ha de ser seguro ke me lea tus entradas y esperare con muxas ansias tu regreso y ver ke d nuevo publicas...
no sabes ke gusto y sorpresa ha sido esta d encontrar tu blog!
dicn ke las mejores cosas son las ke llegan d casualidad..y si..ha brotado una sonrisa d malicia x devorarme tus lineas..

hasta pronto(como dics) y un gran abrazo d esos d alegria

*tecleando dsd Perú.

Mikaela dijo...

¿Cuánto tiempo se puede observar el cuerpo musculoso del bañero, sin pasar por una sexópata?

jejeje
una respuesta que
realmente
nunca llegaremos a saber...

Odio hacer siempre La misma sonrisa tarada..
tenes razon
desde ahora no la hago más---
disfruta tus vacaciones...lo merecés--
Mikaela

[CINE]ster conspectus dijo...

Aunque con muchas preguntas, decis muchas verdades! Y la que más me toca en este momento es la que reflexiona sobre la culpa de quedarse todo el día en el depto... COMO ESTOY HACIENDO EN ESTE MISMO MOMENTOOO!! jajaja...
Si tengo que decir... me encanta cocinar con amigas y amigos cuando nos vamos a la casa de alguien en plan de mini-vacaciones!!

Buenas vacas!

Srta. [CINE]ster

Anónimo dijo...

que pena q quieras dejar a tus hijos en la ciudad mientras tu estes en la playa... espero q mi mamá no piense lo mismo de mi.

Dayana dijo...

Hola Verónica, muy interesante tu blog, te dejo este link que encontré el otro día sobre un blog de unos muchachos que trabajan en una librería, El cliente NUNCA tiene la razón se llama el blog y el post Algo sobre los autores, seguro que algo tendras que decir(les) al respecto.

http://elclientenuncatienelarazon.blogspot.com/2007/02/algo-sobre-los-autores.html

Saludos y te sigo leyendo

Verónica Sukaczer dijo...

Anónimo: a mis hijos no me quedó otra opción que llevarlos. Pero ahora que ya pasó... los podría haber dejado sin problemas :-)
Dayana: ¡qué buen dato! Pasaré por allí.
Gracias a todos y volvemos al ruedo.