16 enero 2007

LIBROS NO. LA LITERATURA EN EL CELU

Este es el guión para un comercial televisivo sobre un nuevo producto literario que se espera imponer en los próximos meses.

Escena 1. Día. Int. Parador playero.
Vemos el lugar y la gente. Chicas y chicos en mallas, rubios, bronceados, buenos físicos, sonrientes, despreocupados. Ninguno tiene más de 25 años. Plano a muchacho estilo surfista. Lleva un libro gordo bajo el brazo. Lo vemos bajar una escalera.
Música de moda
Escena 2. Día. Ext. Playa.
El muchacho lleva el libro en una mano, y en la otra carga su tabla de surf. De pronto suena su celular, que lleva abrochado a la cintura de su short. Molesto, el chico no sabe cómo agarrarlo porque tiene las manos ocupadas. Mira su tabla de surf, mira el libro. Tira el libro y, sonriente, toma su celular.
Muchacho surfista
Uf, ¿a quién se le ocurre llevar un libro a la playa?
¡Imposible! Y además, ¡no se termina más! Y cuando lees, no
puedes mirar a las chicas (guiño a la cámara),
ni escuchar música, ni broncearte parejo.
¡Tampoco puedes atender tus llamadas! Y si nadie sabe de tí,
¿qué harás esta noche? Por eso ahora leo sólo
"Novelas de celular". Cinco líneas cada día en tu celu.
¡Una maravilla! ¡Y es súper entretenido! Se acabaron
las metáforas, los raccontos, los oxímoron, y todas
esas palabras extrañas que nunca lograste aprender.
¡No te olvides de llevar tu teléfono a la playa, y
la cultura, irá contigo!

Vemos al muchacho pisar el libro, que se hunde en la arena, y observar la pantalla de su celular mientras corre hacia el mar.

Escena 2. Día. Int. Parador playero.
Ahora seguimos a una chica preciosa, parece una top-model. Acomodada en labarra, junto a un trago vistoso, está leyendo un libro. Pasa las hojas, vuelve al comienzo, parece no entender. Hace mohínes y gestos de chiquilina contrariada.
Chica top-model
(parece hablarle al libro)
¿Todo sucede en el mismo día? ¿Es un sueño o real?
¿Falta mucho para el romance? ¡Hay tan pocos
personajes que me aburre! ¡Y encima, no entiendo nada!
Cada vez que me distraigo tengo que volver a empezar,
porque no sé por dónde va la historia.
Se acerca a la chica top-model otra chica de aspecto similar,
le quita el libro y le entrega su teléfono celular.

Chica top-model 2
¿Leyendo un libro? ¡Eso está out!
Ahora la literatura viene en formato celular.
¡Es genial! Cada día, un nuevo capítulo.
¡Y es súper entretenido! Desde que leo las
novelas de celular, nunca me aburro, ni me
canso de leer, y siempre tengo algo de qué hablar
con los muchachos (guiño a la cámara).
Lee tú también una novela de celular, y deja
los libros para los tragas que no se animan
a venir a la playa.

Las chicas ríen y leen con mucho interés la plantalla del celular. Plano al libro, que queda abierto en la barra. Alguien le coloca un trago encima, que chorrea.

Escena 3. Día. Ext. Playa.
Plano al parador, por la ventana vemos a las chicas top-model leyendo por su celular. Plano a la orilla del mar. El muchacho surfista, parado al lado de su tabla, lee su celular. Plano ahora a una sombrilla, en la que vemos a un famoso escritor de moda, escribiendo en una palm. Mira a la cámara y guiña un ojo.

Famoso escritor de moda
Antes yo escribía libros larguísimos, aburridos,
difíciles, que sólo leían los críticos y unos pocos amigos.
(Ríe)
Ahora, en cambio, escribo la novela de celular
del mes. ¡Y nuna he sido tan feliz!
¡Hasta puedo usar emoticones!
Lo sé... los libros son pesados, difíciles de llevar,
también son caros y poco prácticos.
Las hojas pueden romperse, se vuelan, la letra
es pequeña, no se deben mojar... ¡hay que
pensar en tantas cosas cuando se lee un libro!
Por eso te invito a que a partir de ahora,
sólo leas novelas de celular. En el verano, en
el invierno, cuando estudias, cuando viajas, cuando
trabajas. En cualquier momento, las novelas de celular
te acompañan. Leer será por fin un placer para todos,
no sólo una actividad destinada a intelectuales a los
que nunca se les entiende nada.
(Ríe y vuelve a su palm. Luego vuelve a mirar a la cámara).
¿Quieres saber cómo sigue?
¡Busca tu celular!
La literatura nunca ha estado tan cerca tuyo.

Plano a la playa, en la que todos leen sus novelas de celular. La imagen se va esfumando. Sobre fondo negro aparece la imagen de un celular. Plano a la pantalla en la que se lee:

LIBROS NO. LA LITERATURA, EN EL CELU.

15 comentarios:

Alicia R. dijo...

¡Qué bueno! Me encantó la idea ¿Sabés adónde mandar el SMS para suscribirse?

Anónimo dijo...

me vomitar, con su permiso.
Espero que eso no pase nunca.
Ivis.-

pyro dijo...

Es broma verdad? el placer de leer un libro por mas pesado o engorros que sea cuidarlo uy pero muy bien no se va a comparar al leer una pantallita para unas cuantas lineas que al final tendras que borrar porque la memoria del celu no es la misma que una compu; ademas que si los chicos con pinta de top model y surfistas no entienden como leer y disfrutar un libro no es culpa de los demas, personas quizas poco agraciadas pero con la suficiente inteligencia como para seguir la hilacion de una historia; pero bueno, si lo hacen que lo disfruten, lo que es yo, amo mis libros asi tengan sus hojas gastaditas y algo amarillentas en algunos casos.

*~PinkTangerine~* dijo...

Qué miedo! No tanto por la idea, digo, igual y hay gente que no puede con una lectura de lo uqe sea, pero el slogan es lo peor. Que así la gente no lee suficiente, sabe..

Anónimo dijo...

Dando un paseo cibernético, me topé con este espacio. Un cordial saludo de un porteño afincado en Madrid.

Carlos Paredes Leví
(tujes.livejournal.com)

Te recomiendo, si me lo permites, la lectura de un par de libros: "Con las peores intenciones", del italiano Alessandro Piperno, y "El rufián moldavo", del argentino Edgardo Cozarinsky. Cahu

Barbarita dijo...

La literatura de celular es lo más. En españa le decimos literatura de móvil, claro.
Yo, que hasta que se inventó este tipo de literatura pensé que jamás podría escribir una novela, ya estoy acabando mi tercera novela para móvil. Porque mirado desde el punto de vista del escritor, no hay nada más productivo que la literatura de móvil. Ciento treinta capítulos te caben en tres folios, ¿no es lindo? Donde antes tardabas tres años en completar tu obra, ahora en tres días la tienes lista (si no corriges, incluso en tres horas la podrías tener).
En fin, que la literatura de celular es el mejor invento para los escritores cansados (entre los que me incluyo, por supuesto).
Gracias, Verónica, por promover este maravilloso invento que, además de los ademases, es ecológico!

Naty dijo...

Sentí un escalofrío mientras leía.

Algo de todo esto me hizo acordar a Farenheit 451... Qué horror.

Ary dijo...

El guión es muy largo y no se entienden esas palabras raras que ponés oxinosecuanto, así que no lo lei todo. Igual lo del celular no va a funcionar.

Nuestro Vietnam dijo...

Además el mecanismo de algunos celulares (esos que tienen tapita) es igual al del libro: uno tiene que abrir; Fresán decía que el mecanismo (del libro) recuerda a una puerta: uno abre y se topa con un mundo. El primer paso del celular fue copiar el movimiento del libro. Ahora, incorpora ficción... Es inquietante, ¿adónde vamos a ir a parar? :P

Igual, uno esperaría que, por la brevedad del espacio, la poesía fuese el género más adecuado para los celulares ¿no?

Hablando en serio (?), qué fea que queda la gente con un celular en la mano, especialmente cuando están escribiendo mensajes...

Ruth dijo...

Lo que más miedo me da de este guión es que no lo veo tan lejos de la realidad... Aunque, bien mirado, intentaron meternos novelas en el Palm y parecen haber fracasado, así que igual hay suerte...

Lurdena dijo...

Menos mal que no es obligatorio anotarse en las nuevas modas, ¿no? Así que los que quieran leer por celular, bueno, al menos leerán algo, de todas maneras esos nunca hubieran leído un libro con hojas de papel.

Besos

Verónica Sukaczer dijo...

Sí, sí... era chiste che... no puede ser que tenga que señalar todo. Ahora... si me ofrecieran escribir un cuento para celular, ¿creen que no lo haría? Por supuesto que sí. Los desafíos son siempre interesantes. Después de todo, sabemos que ya se está haciendo. La literatura para celular ya existe. Y no temo que eso, por ahora, haga desaparecer el libro tal como lo conocemos.

Carlos: bienvenido y gracias por leerme. Siempre anoto lo que me recomiendan, así que muchas gracias.

Nuestro Vietnam: qué interesante eso de las tapitas, mirá que no se me había ocurrido.

Ary: yo te aseguro que hay otros que sí entienden las palabras raras que escribo. Y hasta hay gente que puede sentirse motivadas para buscarlas en... ¿dónde era? Sí, un diccionario!

A todos, nos leemos en el celular.

Cariños
Yo

caro dijo...

Te juro que me dio pena, y sé que no estamos muy lejos de eso...
Patentá la idea, porque te la sacan en dos minutos y te perdés miles de billetes en derecho de autor...

Besos

Micaela dijo...

NOO
no por dios!
NONOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
si eso llega a pasar
asi con tanta naturalidad
no nos queda nada por que pelear!
DIOS MIO!
vomito*
vomitossssss
perdon a los que piensen diferente
no es mi intencion molestarlos
no hay nada como la textura de un hermoso libro en tus manos
sentirlo y sentirte tan cerca de esa realidad
un CELULAR?
no..por dioss...

Aye dijo...

que horror..
y lo peor es que puede ser cierto

no resistiria semejante cosa
ay basta.. no lo resisto...