06 julio 2006

MI PRIMER CONGRESO

Ayer comenzó el Congreso "Universidad y Discapacidad" en la UBA, que continuará hasta el viernes. A mí me invitaron a participar, luego de aceptar el trabajo que escribí y que titulé: "Entre dos mundos: mi vida como hipoacúsica". De entrada eso no me pareció muy bien. Cuando yo invito a alguien no le digo que antes de tomar el café en mi casa tiene que ser aprobado por un comité pero qué vamos a hacer. No eran mis reglas.
Me tocó participar ayer, en un taller sobre el derecho a la educación. De todas las ponencias que hubo, la mía fue la única historia de vida. Empecé con un chistecito tonto "a mí me toca hablar exclusivamente de mí, lo cual le hace bien a mi ego", para romper el cubito, y luego leí parte de mi trabajo. Tenía 15 minutos para exponer, que me alcanzaron para ponerme colorada y avisar que si me veían la cara a punto de explotar no se asustaran. Aquí van mis agudas observaciones:
¡La Facultad de Derecho tiene pileta de natación cubierta! No sé si esto puede tener que ver con el Congreso, pero me pareció lo más interesante de la jornada. Ahora me pregunto por qué no estudié derecho, pero igual sé que cada vez que hubiera querido usar la pileta, seguramente estaría sin depilar.
A los Congresos sobre discapacidad va gente con discapacidad o gente que trabaja con gente con discapacidad, por lo cual todos ya conocen en tema y el tema no sale de allí.
Para las ponencias no había micrófono, ni vasito con agua, ni traductora de lengua de señas, ni traducción estilo subtitulado electrónico. Pero sí había personas sordas que me parece que se aburrieron de lo lindo. En las tres horas que duró el taller, yo me aburrí. Lo dije.
Una chica muy simpática que sabía lengua de señas se ofreció a hacer de ínterprete para esas personas, yo incluida, pero no con lengua de señas, que no todos sabemos, sino repitiendo lo que se decía con modulación exagerada y clarísima. Luego de las tres horas, la mandíbula le quedó a la miseria.
La chica simpática que traducía para los sordos hablaba sin voz. Lo cual es más que difícil. En algún momento las cuerdas vocales te traicionan. Y por susurrar, y en medio de un congreso sobre discapacidad, ¡¡¡una mujer la mandó a callar!!!
Me quedó clarísimo que en las Universidades hay un montón de investigadores, docentes, profesionales y hasta aficionados que saben mucho mejor que yo qué precisa una persona con discapacidad.
Es decir que si yo volviera ahora a estudiar, y necesitara pedirle a un profesor, por ejemplo que no camine entre los bancos mientras habla, tendría que dirigirme al departamento asistencial correspondiente, contarle mi problema a un profesional, para que este le enseñe en cuatro clases básicas al profesor cómo dirigirse a mí. Porque parece que no es lo indicado, profesionalmente, que yo hable directamente con el profesor.
Algo interesante que se dijo: que los profesores desean en su fuero íntimo que los alumnos con discapacidad... ¡deserten!
Otra cosa intersante: que los profesores no saben cómo evaluar a los alumnos con discapacidad, que a veces no pueden tomar los mismos exámenes que los demás (porque no pueden escribir, porque no escuchan, etc), con la misma rigurosidad que al resto. Es decir: creen que los exámenes deberían ser más fáciles.
Esto lo digo yo y no puedo dar pruebas, pero me parece que a mí me aplaudieron más que al resto.
El café en el bar lindo de enfrente de Derecho, ¡cuesta $4,50!, y te sirven la tacita por la mitad.
El problema de los lugares donde hay muchas personas con discapacidad, es que no podés hacer valer ninguno de tus derechos. Para hacer uso de un dicho popular que algún día explicaré, y que tiene que ver con un ungüente médico: acá no hay tu tía.
Ah, pero a mí me gustó participar. Creo que compartir experiencias de vida es interesante. Más que conocer estadísticas. Y cuando alguien te dice, te hace sentir que le aportaste algo, es maravilloso. Sentirme útil fue siempre una de mis primeras necesidades. Ayudar. Y espero que no sea mi último congreso (eso siempre y cuando ninguno de los organizadores lea esto).

8 comentarios:

lauraBaires dijo...

Creo que es justo y necesario que las personas discapacitadas sean pregoneras de sus requerimientos diarios. El ser humano es egoísta por naturaleza (la propia vida le ofrece demasiada complicación) y jamás se pondrá a pensar qué precisa un prójimo cuyas necesidades le son ajenas.
Me parece genial que personas como vos, con una obvia sensibilidad y una admirable capacidad de comunicarla, han de educar al resto de los mortales, que nos quejamos porque el de adelante peló un caramelo y no deja escuchar. O que pensamos que es mejor bajar la vista cuando entra al ascensor una persona en silla de rueda, sin darnos cuenta que nuestra supuesta discreción no hace más que borrarlos del mundo (consejo de una amiga, madre de niño con síndrome de angelman).

Estudié en la facultad de derecho y jamás usé la pileta. Leyendo tu post me preguntaba el porqué. No lo recuerdo, pero seguro tenía que ver con los pelos mal ubicados o con la revisación que se hacía en la sede de la dirección de asuntos de algún tipo que se hacía en alguna calle de 6 a 8 de la mañana y tardabe 45 días para expedir el certificado, que se retiraba en la calle nosecuánto de 8 y veinte a 10 y cuarto de la noche, justo cuando estabas en la clase de alguna materia que sólo se aprobaba por promoción y cuyo profesor siempre faltaba.

Gracias por el post... (ah, ví el video de Pájaro Juárez y me desternillé... no sólo con ése, sino con los varios a los que hacen referencia allí).

Saludos

Alba dijo...

Hola yo padezco tb de hipoacusia y es horrible a veces ir a la facultad para nada , uno esta alli en clase y no puede tomar apuntes por que el profesor esta escribiendo en la pizarra de espaldas a una o habla demasiado bajito o cosas por el estilo

Realmente frustrante ir a clase para luego pedir de igual modo los apuntes...

Despues estan esos malos compañeros que si cualquiera falta un dia o no entiende bien una cosa , se le deja lo que sea , pero si se lo pides tu , tu tienes un problema y te jorobas de mi no te aprovechas...

Pesimo de veras

:(

pyro dijo...

D veras q me gusto el post y los comments; yo no tengo una "discapacidad"(y lo pongo entre comillas xq no creo q s termino c adecue a las personas)pero aun asi me molesta el trato q c les da; xq al fin y al cabo; no son inferiores ni superiores a los de+; to2 somos iguales aunke tengamos diferencias(no creo necesario explikr la supuesta paradoja q supuso esa frase) XD

kqel dijo...

Me interesó tu post. Yo no soy discapacitado pero sí mis viejos. Lo que pasa siempre está muy claro: todos se la pasan hablando del problema y tratando de encontrar soluciones, pero la verdad es que los que pueden hacer algo para ayudad, pero de verdad, cambiando muchas cosas, como las que vos mencionaste, nunca lo hacen. Ni intentan. Todo termina en la nada. Pero nos tenemos que juntar todos para cambiar esta metodología de "conocimiento ignorante" -como lo llamo yo- de quienes creen que saben todo, no sé quien puede juzgar eso, y realmente creo que no saben nada.

Romina Bond dijo...

que los profesores desean en su fuero íntimo que los alumnos con discapacidad... ¡deserten!

sin palabras...

Verónica Sukaczer dijo...

Gracias a todos por opinar.
Laura: me encantó lo de la pileta de natación. Si querés podemos ir juntas algún sábado de siete y cuarto de la mañana a ocho menos veinte,que es el único momento libre que tengo.
Alba: sí, es un quilombo. Pero hay que perseverar. Hablá con tus profesores, hacete oír, usá tu hipoacusia para tu beneficio, de la misma manera que una chica linda usa su belleza. ¡Suerte!

Alicia R. dijo...

Muy interesante. Lamentablemente es frecuente que los "expertos" sepan "más" que los propios interesados

Un saludo

daniela g dijo...

Vero, el otro día me ví con Nuria Perez de lara, una catalana encantadora que vino a ese congreso de la mano de otro encanto que es Carlos skliar..lástima que no tuviste ocasiòn de escucharlos o verlos o lo que sea, te hubiera hecho sentir mejor. Además de profesionales son gente como la gente. En serio. Si te consuela: esos eventos son SIEMPRE un plomazo !!!!!