26 diciembre 2005

EL 2005 LEÍDO

(no incluye relecturas ni libros infantiles)

"Cómo ser buenos" de Nick Hornby
"El perfume" de Patrick Süskind
"El chofer que quería ser Dios" de Etgar Keret
"Las cenizas de papá" de Graciela Cabal
"Del cielo a casa" de Hebe Uhart
"La noche del oráculo" de Paul Auster
"El librero de Kabul" de Asne Seierstad
"Animales sueltos" de Hannah Tinti
"Rey secreto" de Pablo de Santis
"Pequeños cuentos misógenos" de Patricia Highsmith
"La vida y otros síntomas" de Rudy y Pescetti

Siguen en proceso:
"Sábado" de Ian McEwan
"Una historia de la lectura" de Alberto Manguel

Preparados para la temporada de pileta y vacaciones
(un ojo en los libros, un ojo en los niños):
"Nunca me abandones" de Kazuo Ishiguro
"Inconcebible" de Ben Elton
"El rey de la milonga" de Fontanarrosa

Señor/a Supremo de la Literatura (a partir de ahora S/aSL): perdón, he pecado. He leído poco. Añoro los años de la juventud en que eran más de 60, más de 100 los libros que leía por año. De todos modos los que nombro son los nuevos, he releído, no se crea. Pero... ¿ha visto usted el precio de los libros? Y encima los que tenemos aficción por los de Anagrama... así no hay bolsillo que aguante. Admito que he tenido que optar a veces por un kilo de milanesas de nalga, y aunque eso me ha destrozado el alma, ha alimentado a mis retoños. Perdón, estoy cansada. Me levanto muy temprano y en paz, sólo para pelear a los cinco minutos con un crío que no comprende por qué debe ir a la escuela cada día de su vida, y con otro que quiere llevar al jardín su remera de Ríver en vez del guardapolvo. Perdón señor, señora, señorita. A la falta de dinero (y además a mí nadie me regala libros, ni me envían las editoriales, sépalo usted que quizás puede hablar con alguien que hable con otro que busque un par de saldos o algunos con las tapas rotas, no me importa) se suma también la... la... casi no me animo a decirlo. ¡Sí! ¡Perdón, perdón! Miro televisión. He visto y seguido con fidelidad este año "Lost", "Amas de casa desesperadas", "Everybody loves Raimond"; "ER"; y ahora miro "Medium"; la de la mujer presidente, ¡y hasta algunos realitys". ¡Perdón! A la sagrada hora de la lectura, la tele está allí y no me pide nada. Ni concentración, ni silencio a mi alrededor, ni tiempo siquiera. Quiero leer más. Me lo propongo. Será otro proyecto para el 2006. Lo prometo. Igual sé que no podré cumplir.

6 comentarios:

Antolín dijo...

Nada, nada de perdones, querida amiga. Usted tiene razón con respecto a la TV. ¿Acaso leer no se volvió cada vez más un ejercicio arduo de meditación cuyas consecuencias casi nunca son las mejores?
(dios, lagrimeo un poco ante la novela de la 1 al acordarme que los "Diarios" de Gombrowicz están a 150 pesos, pero disimulo, silencio,que no se dé cuenta, a ver si todavía se corta).

Io dijo...

Estimada, lea al punto que pueda, del resto, solo imagine, cree y sueñe todo lo posible, alimentandose asi estimo el proximo año nos listará también los muchos libros que su pluma engendró y no sólo los leidos.
Exitos en su supervivencia en este bellamente complejo mundo humano. Pero recuerde, tiene el don de que sus hijos prefieran sus cuentos a los de otros/as estritores/as, disfrute ese privilegio.

matías guillán dijo...

¿para cuándo vas a contar lo que escribiste?

cariños.

Verónica Sukaczer dijo...

Gracias a todos por sus palabras de aliento. A ver si hacemos una vaquita para comprarle a Andrés las obras de Gombrowicz, y ya que estamos mi TV con closed caption. Así aunque sea "leo" mirando la tele :-).
A pedido de don Matías: este año he trabajado (y no terminado) el que será el segundo libro de cuentos relacionados con las computadoras (más cuentos al estilo "Nunca confíes en una computadora"), y en otro más infantil, que no sé muy bien cómo explicar. Es 100% diálogo, un chico que se mete en conversaciones absurdas con su mamá, su papá o sus abuelos.
Cariños a todos y feliz año.

le mutante dijo...

creo que hay que aprender a asumir las tecnologías cómo parte de aporte a la cultura... no sé, no me gustan los asuntos sagrados y capaz que no era lo que querías decir... pero a mi no me gustan los asuntos sagrados, la riqueza está a la vuelta de la esquina y a veces no cuesta más que una mirada.

Anónimo dijo...

... he cometido... el peor de los pecados... no lei ! bueno, no tanto, un poquito de gente por aca! un poquitito de de clarin por alla, un poquito de la nacion por aca, un poquitito de el grafico por alla! ... ( con musica de mambo #5 ) en mi proxima vida voy a ser vendedor de libreria, o rico, todavia no lo decidi! te quiere, tu jefe. tambien puedo ser un rico que tiene de hobbie ser vendedor de libreria, o ...ginecologo, ginecologo? ... que teeema ...