22 noviembre 2005

LA FELICIDAD DEL BLOG

La felicidad está sobrevaluada. Parece que hay que perseguirla a cualquier costo, y ahora también es una obligación ser feliz con el blog. Weblogs sobre weblogs, de Clarín, ofrece una lista de qué hacer y qué no hacer para estar contento con el blog. Va aquí mi análisis:
1- No empieces si tu único objetivo es poner publicidad.
Esto es relativo. Si alguien es feliz con la publicidad, ¿por qué no comenzar? Y en caso de que ese alguien no pueda pagar su publicidad, ¿no le dará mucha felicidad hacer pubicidad gratuita en un blog? Yo admito que estaba pensando en vender varias cosas a través del blog, pero ahora no me animo... como que parece que queda mal... aunque un día de estos se viene mi aviso: "busco trabajo rentable". Bueno, lo pongo ahora y que parezca que tiene algo que ver con lo de no poner publicidad: "Busco trabajo rentable".
2- Tú pones las normas.
Eso me gusta. Yo tengo el poder del voseo, en primer lugar. Acá escribo lo que se me canta y no viene el jefe a decirme que prefería otro tono, otro estilo, otro tema, otro título, otro periodista.
3- Olvídate de las estadísticas.
Teniendo en cuenta que los números se hacen para recordar y saber, es difícil olvidarse. Y a mí me gustan las estadísticas. También me gustan los cuestionarios y las listas, no sé si viene al caso. Por ejemplo, me encanta llenar los formularios de inmigración cuando viajo en avión. Digan que la última vez que salí del país sera menor de edad, así que no sé si mantengo el gusto, pero también me gusta llenar las planillas de inscripción de la escuela de mis chicos, así que sí, debo tener alguna perversión relacionada con los formularios. También me gustaría poner acá un relojito, como vi en otros blogs, un contador de visitantes, un contador de críticas buenas, otro de hombres mayores de 35, solteros o divorciados sin hijos, otro contador de grasas saturadas consumidas por día, pero la verdad es que no sé, así que no me meto con las estadísticas porque me da miedo el template.
4- Cuida la apariencia de tu sitio.
Otra vez con lo de meterse con el template. Yo lo cuido. Está limpio. Las migajas caen en el teclado, no en el blog, así que con eso no hay problema. He visitado blogs que tienen bichitos caminando por la pantalla, y la primera vez te parece simpático, pero a la segunda te dan ganas de agarrar el Hogar y Plantas, así que no sé... me parece que es mejor poner énfasis en lo que se dice que en la portada... total la única tapa de un libro mío que realmente me gusta, es la del que menos se vendió... así que todo es relativo.
5-Intenta mantener un ritmo.
Lo intento, lo intento. Día por medio, o cada dos días, o cada tres si tengo otras cosas que hacer o no tengo otras cosas que hacer pero estoy leyendo otros blogs. Me gusta mantener el ritmo, no como con los abdominales que un día hago 10 y cuarenta días no hago ninguno, y cuando leí que había que hacer 300 por día para que dieran resultado, directamente abandoné.
6- Escribe acerca de lo que a tí te gusta.
Ese camino lo estoy transitando. Aunque uno piensa en el lector. Es mentira eso de que el escritor escribe para sí mismo y nada más. Ni siquiera un diario uno escribe para sí mismo, porque siempre sabés que tu hermanita menor lo va a leer (yo he sido hermanita menor, sé de qué hablo). Claro que una cosa es escribir sobre lo que a uno le interesa, como aquí la literatura, y otra cosa es escribir de lo que a uno le gustaría hablar, por ejemplo de lo mal que se visten, en general, las escritoras que escriben para chicos. Yo no sé por qué se visten tan mal. Como si literatura y moda no pudieran congeniar. Pero yo no quiero pelearme con nadie, así que de eso no puedo escribir, aunque me guste.
7- En tu blog mandas tú.
¿Alguien no lo tenía claro?
8- Los rankings y concursos son para blogstars.
¿Qué hay que tener para convertirse en blogstar? ¿Voy por buen camino o sigo la senda del blogsmediocrum? ¿Y por qué dejar los concursos, si se puede ganar, eh? ¿O acaso a "Más respeto que soy tu madre" no le gustó ganar? Vaya mi felicitación desde acá.
9- Los blogs colectivos son más divertidos.
Sí, es verdad, yo tengo Hijos y otros animales salvajes que pasa por Flores y recoge a varias más, pero aquí prefiero viajar en taxi.
10- Si algo no va bien, vuelve a intentarlo o déjalo.
Eso es fácil de decir. Mirá si yo voy a dejar a mi hijo en la puerta de una sinagoga porque me parece que no lo estoy criando bien. Como si no existiera la responsabilidad... ¿O acaso me voy a separar de mi esposo, que encima es el que trabaja, porque la cosa no va bien? No... esa onda fácil no va conmigo. Si algo no va bien, peleamos, lo mejoramos, aprendemos, nos superamos, lo vendemos. Pero abandonar... Claro... porque total los blogs te los regalan, y entonces empezamos acá con esa onda "pruebo y me voy", y la cosa sigue en la vida real, y después ya no hay marcha atrás. Después terminás pegándote un tiro porque te pusiste mal el rimmel, y no valía la pena quitarte el maquillaje y probar de nuevo, o aunque sea comprar un rimmel bueno, uno de marca, porque viste que los baratos te hacen mierda los ojos y te la pasás llorando todo el santo día. Claro... con ese criterio tiremos el mundo a otra galaxia que sí que nos salió mal, y después entramos a Internet y empezamos uno nuevo, y le ponemos http://planetanew.blogspot.com, o cualquiera de esos nombres de la era de acuario que se les ocurren a los departamentos de márketing de las editoriales, y empezamos de nuevo, pero como somos los mismos hacemos las mismas pavadas y lo borramos, y probamos entonces con http://solocaucasicos.blogpost.com, y enseguida sale otro que se llama http://orientalesdeavellaneda.blogspot.com, y otro http://musulmanesporunmundodemusulmanes.blogpsot.com, y todo parece nuevo pero no... es lo mismo de siempre, es lo mismo...

9 comentarios:

matias guillan dijo...

el único que yo obedezco es el 2. tú pones las normas. con ese me basta para mandar al diablo todos los demás.

cariños.

Rain dijo...

Mi blog es mio. Y como todo, es una cuestion de elección: Si te gusta, lees sino... bueno, vos te lo perdes. jaja
No creo que haya una guia para el buen blog, en definitiva cada blog es tan singular como su autor. Y como ya dije, puedo gustarte o no.
Nada, me gusta tu blog.
Nos leemos!

Ary dijo...

Me hizo mucha gracia tu post. Y no tengo ganas de dejar un comentario así supuestamente inteligente interesante e in in. Listo.

cp dijo...

muy bueno el post Vero! te leo siempre! beso

Verónica Sukaczer dijo...

¡Gracias a todos!
Ahora... teniendo en cuenta que hubo afinidad con la regla "es mío, mío y mío", me parece que hay mucha gente queriendo tener poder por acá... ¡¡¡Y yo que necesito tener un blog porque ni mis hijos hacen lo que digo!!! :-)

Marce dijo...

No sé si lo mío será muy simplista, pero pa´mi la contentura nace de poder expresarme.

Isil dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Juan Leal dijo...

La felicidad está dentro tuyo, ya lo decían hace mucho tiempo. La felicidad es convencerte de que siempre te va a faltar algo.

Verónica Sukaczer dijo...

¡¡¡Yo no necesito convencerme!!! Siempre me falta algo :-).